El peligro al que se exponen los cristianos que están descuidando su salvación

El peligro al que se exponen los cristianos que están descuidando su salvación

1 de junio de 2021 0 Por volviendoalabiblia.org

Hay un problema que ha afectado a la iglesia y es que muchos cristianos han dejado de congregarse. No hablo solo de los nuevos cristianos, sino que también lo han dejado de hacer cristianos que llevaban años en la iglesia y que eran obreros activos.

A mediados de marzo del año pasado (2020) el gobierno tuvo que tomar una serie de decisiones a causa del Covid-19 y entre ellas prohibieron las reuniones religiosas. Pero esta restricción duro solo unos meses, ya que a fin de año (noviembre-diciembre) permitieron que las iglesias abran sus puertas nuevamente. Y es allí cuando comenzó el problema, las reuniones podían realizarse, pero a pesar de la permisiva, muchos, no volvieron a congregarse. Tal decisión que tomaron es realmente trágica, ya que las consecuencias de tal acto son severas, según podemos leer en las páginas del Nuevo Testamento.

Hoy en este sermón vamos a ver el peligro al que se exponen tales cristianos, que voluntariamente decidieron dejar de congregarse y de esa forma descuidan lo más valioso que tenemos que cuidar, nuestra salvación. En Filipenses 2:12 el apóstol Pablo nos exhorta a diciendo «ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor».

SEIS PASOS PARA OBTENER EL PERDÓN DE PECADOS Y LA SALVACIÓN.

Recordemos que para obtener el perdón de pecados y ser salvos debemos hacer lo siguiente: 1. Oír la palabra de Dios (Romanos 10:17) 2. Creer en el Señor Jesús (Juan 3:16). 3 Arrepentirse de sus pecados (Hechos 17:30) 4. Confesar públicamente su fe en Cristo (Romanos 10:9). 5. Bautizarse (Marcos 16:16) y 6. Perseverar hasta el fin (Marcos 13:13). Son SEIS cosas que debemos hacer no CINCO.

En el momento de bautizarnos el creyente se une a Cristo y es igual que una boda. Cuando el hombre y la mujer pactan unirse en matrimonio, este debe durar para toda la vida (Mateo 19:5,6), hasta que la muerte los separe (Romanos 7:2). Lo mismo sucede con la persona que se ha bautizado, debe permanecer fiel a Cristo hasta el final del tiempo o el final de sus días. Debe permanecer en la iglesia porque es allí donde el Señor le puso y le va a venir a buscar (Hechos 2:47) Recordemos que como discípulos de Cristo debemos guardar “todas” las cosas que Él nos mandó (Mateo 28:20), no solo algunas.

EL RIESGO DE NO PERSEVERAR.

Muchos cristianos están poniendo en riesgo su salvación porque han cumplido las cinco primeras cosas, pero no le dan importancia a la sexta, que es perseverar hasta el fin. Han dejado de perseverar en las cosas que la Biblia nos dice que debemos hacer todos los domingos como lo hacían los primeros cristianos: Hechos 2:42 “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.” Este pasaje establece cuatro responsabilidades en las cuales el creyente debe perseverar.

Otro pasaje que nos dice que debemos hacer es Hebreos 10:25 “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” El propósito de congregarnos es estimular al hermano (hebreos 10:24) y participar de la mesa del Señor todos los domingos. Recordando así el sacrificio de Cristo (Lucas 22:18,19; 1 Corintios 11:24,25) Al dejar de congregarse no puede participar de la mesa del Señor y esto tiene consecuencias nefastas para el cristiano, lea Hebreos 10:26-31.

Si no persevera FIELMENTE de nada sirvió que haya obedecido los cinco primeros pasos, la Biblia dice que usted CREYÓ EN VANO: 1 Corintios 15:1-2 dice: “1 Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.” 

Apocalipsis 3:5 dice “El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.” ¿Leyó bien? Si un cristiano no persevera fielmente hasta el fin, Dios no lo considera un vencedor y su nombre va a ser  borrado. Su nombre fue escrito en el libro de la vida el día que usted se bautizó, pero si no persevera ¡será borrado! y si esto sucede es muy trágico lo que le espera: Apocalipsis 20:15 “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” Las consecuencias que le esperan al cristiano infiel como leyó aquí y en Hebreos 10:26-31 son muy trágicas.

EL DESCUIDO DE LA SALVACIÓN

En Hebreos 2:2-3 leemos “2 Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” Aquí el autor de hebreos hace una pregunta retorica de gran valor y que nos insta a pensar, aunque la respuesta es una sola: No se puede escapar.

Si usted descuidó su salvación dejando de serle fiel a Dios y al Señor Jesucristo ¿podrá escapar de las consecuencias de tal acto? IMPOSIBLE.

Toda transgresión y desobediencia va a recibir JUSTA retribución, ya que Dios dejo por escrito lo que le acontecerá a los que han descuidado su salvación. El castigo será ineludible y eterno: 2 Tesalonicenses 1:7-9 dice “… cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” EL CRISTIANO INFIEL NO PODRÁ ESCAPAR POR DESCUIDAR UNA SALVACIÓN TAN GRANDE Y NO PERSEVERAR HASTA EL FIN.

CONCLUSIÓN

Si usted dejó de perseverar, dejo de congregarse está descuidando su salvación “tan” grande, está en gran peligro. Arrepiéntase de su pecado y vuélvase a Dios mientras tiene la oportunidad.

No se autoengañe creyendo que solo por el hecho de que se bautizó (pero dejo de congregarse) y si parte de este mundo se va con Dios, porque esa es una gran mentira que no se encuentra en la Biblia. Claramente hemos leído que si descuidamos nuestra gran salvación, no escaparemos de la condenación eterna. Los únicos que van a poder estar en la presencia de Dios son los cristianos fieles no los infieles: Apocalipsis 21:7 “El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.”

¡NO DEJE DE CONGREGARSE!

Hasta aquí llego yo, me despido citando las palabras del Señor Jesús “El que tiene oídos para oír, oiga.”

Alejandro Correa.

Evangelista.