Biblia de los Setenta: Versión griega antigua

La Biblia de los Setenta es una versión antigua de la Biblia en griego que se originó en Alejandría, Egipto, en el siglo III a.C. También se conoce como Septuaginta, que significa «setenta» en griego, y se cree que debe su nombre a la leyenda de que fue traducida por setenta eruditos judíos. Esta versión de la Biblia se convirtió en la versión estándar del Antiguo Testamento para los cristianos de habla griega y se utilizó ampliamente durante los primeros siglos del cristianismo. En este artículo, exploraremos la historia y la importancia de la Biblia de los Setenta en la tradición cristiana.

Historia de la Biblia de los Setenta

La Biblia de los Setenta se originó en Alejandría, Egipto, en el siglo III a.C. La ciudad de Alejandría era un importante centro cultural y comercial en la época helenística y tenía una gran población judía. Según la leyenda, el rey de Egipto, Ptolomeo II, encargó una traducción de la Torá hebrea al griego para su biblioteca. Se dice que setenta eruditos judíos fueron seleccionados para realizar la tarea y que completaron la traducción en setenta días, de ahí el nombre de Septuaginta.

Con el tiempo, se agregaron otros libros a la Septuaginta, incluyendo los libros deuterocanónicos, que no se encuentran en la Biblia hebrea. La Septuaginta se convirtió en la versión estándar de la Biblia del Antiguo Testamento para los cristianos de habla griega y se utilizó ampliamente durante los primeros siglos del cristianismo.

Importancia de la Biblia de los Setenta

La Biblia de los Setenta es importante por varias razones. En primer lugar, es la versión más antigua de la Biblia en griego que todavía existe. Es una fuente importante para los estudiosos de la Biblia y la historia del cristianismo temprano. En segundo lugar, la Septuaginta fue la versión de la Biblia del Antiguo Testamento utilizada por los cristianos de habla griega durante los primeros siglos del cristianismo. Los escritores del Nuevo Testamento, como Pablo de Tarso, citan la Septuaginta en sus escritos.

En tercer lugar, la Septuaginta incluye los libros deuterocanónicos, que no se encuentran en la Biblia hebrea. Estos libros son aceptados como canónicos por la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa Oriental y son considerados apócrifos por las denominaciones protestantes.

Controversias y desacuerdos sobre la Biblia de los Setenta

A pesar de su importancia, la Septuaginta ha sido objeto de controversias y desacuerdos. En primer lugar, existe cierta confusión sobre la autenticidad de la leyenda de la traducción por setenta eruditos judíos. Algunos estudiosos creen que la leyenda es una invención posterior y que la Septuaginta fue traducida por un grupo más pequeño de eruditos. En segundo lugar, existen diferencias entre la Septuaginta y la Biblia hebrea en términos de contenido y redacción. Estas diferencias han llevado a debates sobre cuál es la versión más auténtica y precisa. En tercer lugar, la inclusión de los libros deuterocanónicos ha sido objeto de controversia entre las denominaciones cristianas. Algunas denominaciones protestantes rechazan estos libros y los consideran apócrifos.

La Biblia de los Setenta es una versión antigua y significativa de la Biblia en griego. Originada en Alejandría, Egipto, en el siglo III a.C., se convirtió en la versión estándar de la Biblia del Antiguo Testamento para los cristianos de habla griega durante los primeros siglos del cristianismo. La Septuaginta es importante para los estudiosos de la Biblia y la historia del cristianismo temprano, pero también ha sido objeto de controversias y desacuerdos. Su inclusión de los libros deuterocanónicos ha sido objeto de controversia entre las denominaciones cristianas. En última instancia, la Biblia de los Setenta es una parte importante de la historia y la tradición cristiana.