Lo Vil y Menospreciado Escogio Dios para Avergonzar a los Sabios

Lo Vil y Menospreciado Escogió Dios para Avergonzar a los Sabios

La Biblia es una fuente inagotable de conocimiento espiritual y relatos históricos. En ella, encontramos diversas historias que nos revelan la sabiduría y el poder de Dios. Uno de los temas recurrentes en la escritura sagrada es la elección de personas y cosas humildes y menospreciadas para llevar a cabo grandes propósitos divinos. En este artículo, exploraremos algunos de estos acontecimientos religiosos que demuestran cómo Dios utiliza lo vil y menospreciado para avergonzar a los sabios.

La elección de David como rey

Uno de los relatos más conocidos es la elección de David como rey de Israel. En aquel entonces, Samuel, el profeta de Dios, fue enviado a la casa de Isaí para ungir al próximo rey. Ante la presencia de los hijos mayores de Isaí, Samuel esperaba encontrar al elegido, pero Dios le dijo: “No mires a su apariencia ni a su estatura, porque lo he rechazado. Porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de los ojos, pero Jehová mira el corazón” (1 Samuel 16:7).

La elección de los doce discípulos

Otro ejemplo destacado es la elección de los doce discípulos de Jesús. En lugar de seleccionar a prominentes líderes religiosos o rabinos eruditos, Jesús escogió a pescadores, recaudadores de impuestos y hombres comunes. Estos hombres, considerados en la sociedad como menospreciados y sin conocimiento, se convirtieron en los pilares fundamentales de la expansión de la Iglesia cristiana.

El uso de los profetas débiles

En la Biblia encontramos numerosos ejemplos de cómo Dios utiliza profetas débiles y menospreciados para transmitir su mensaje. El profeta Jeremías, por ejemplo, fue llamado por Dios cuando era joven y se consideraba a sí mismo incapaz de hablar en público. Sin embargo, Dios le dijo: “No digas: “Soy un niño”. Porque irás a donde yo te envíe, y dirás todo lo que yo te mande” (Jeremías 1:7).

El nacimiento de Jesús

Otro acontecimiento relevante que muestra cómo Dios utiliza lo vil y menospreciado es el nacimiento de Jesús en un humilde pesebre. El Hijo de Dios no nació en un palacio o bajo grandes honores, sino en un lugar sencillo y humilde. Este hecho demostró que la grandeza de Dios no se encuentra en el poder terrenal, sino en la humildad y la sencillez.

El legado de los primeros cristianos

Después de la crucifixión de Jesús, los primeros cristianos fueron perseguidos y menospreciados por su fe. Sin embargo, a pesar de las adversidades, estos seguidores de Cristo se mantuvieron firmes en sus creencias y llevaron el mensaje del Evangelio a todas partes del mundo conocido en ese momento. Su perseverancia y predicación demuestran cómo Dios utiliza lo vil y menospreciado para llevar a cabo su obra en el mundo.

A lo largo de la Biblia, encontramos numerosos ejemplos de cómo Dios elige lo vil y menospreciado para avergonzar a los sabios. Estos relatos nos muestran que la sabiduría y el poder de Dios trascienden las normas y expectativas humanas. En lugar de buscar grandezas terrenales, debemos recordar que Dios valora la humildad y el corazón de las personas.