Quien Nego a Jesús 3 Veces

¿Quién Negó a Jesús 3 Veces?

En la Biblia, encontramos un suceso trascendental relacionado con la negación de Jesús. Durante la noche en que fue arrestado, Jesús predijo que uno de sus discípulos lo negaría tres veces antes de que el gallo cantara en la mañana siguiente.

La Profecía de Jesús

Jesús reunió a sus discípulos para celebrar la Última Cena, durante la cual les habló sobre su inminente traición y crucifixión. Durante la conversación, Jesús se dirigió a Pedro específicamente y dijo: “En verdad te digo que esta misma noche, antes de que el gallo cante, me negarás tres veces”. (Mateo 26:34)

Pedro Niega a Jesús

Pedro, uno de los discípulos más cercanos a Jesús, confiado en su lealtad inquebrantable, se negó a creer que podría negar a su Señor. Sin embargo, la profecía de Jesús se cumplió.

Primera Negación

Después de la captura de Jesús, Pedro se encontraba en el patio del sumo sacerdote. Una sierva se le acercó y dijo: “Tú también estabas con Jesús el galileo”. Temeroso de ser identificado como seguidor de Jesús, Pedro negó: “No sé lo que estás diciendo”. (Mateo 26:69-70)

Segunda Negación

Poco después, otro hombre se acercó y dijo: “Seguramente tú eres uno de ellos; tu acento te delata”. Nuevamente, Pedro negó rotundamente y juró: “No conozco a ese hombre”. (Mateo 26:71-72)

Tercera Negación

Finalmente, aproximadamente una hora después, algunas personas reconocieron a Pedro y lo acusaron diciendo: “Ciertamente también tú eres uno de ellos, porque incluso tu manera de hablar te delata”. Aterrado, Pedro comenzó a maldecir y a jurar, afirmando con vehemencia: “No conozco a ese hombre que mencionáis”. (Mateo 26:73-74)

La Realización de la Profecía

Después de negar a Jesús por tercera vez, el gallo cantó, tal como había predicho el propio Jesús. Pedro, al escuchar el sonido del gallo, recordó las palabras de su Maestro y se sintió abrumado de pesar y arrepentimiento.

El Arrepentimiento y el Perdón

La negación de Pedro fue un acto doloroso, pero su arrepentimiento fue genuino. Más tarde, Jesús se encontró con Pedro nuevamente y le dio la oportunidad de redimir su negación. Este encuentro fortaleció a Pedro y lo impulsó a convertirse en una figura clave en el surgimiento de la iglesia cristiana.

El relato de la negación de Jesús por parte del apóstol Pedro es una historia poderosa que nos recuerda la importancia de enfrentar nuestras propias debilidades y el poder del perdón y la redención.